NACEN O SE HACEN?

domingo, 14 de diciembre de 2008

En el último semestre de la carrera tratamos el tema de homosexualidad. La maestra nos dejó hacer un ensayo sobre el origen, así que lo quiero compartir, la próxima semana hablaré más del tema. Espero les guste, está interesante....

A través de la historia, el hombre se ha interesado en buscar explicaciones sobre la conducta humana. Entre éstas, aquéllas que definan la génesis de la homosexualidad, intentando esclarecer si ésta obedece a procesos biológicos o psicológicos. LeVay y Hammer, en su intento por definirla como el resultado de un proceso genético, realizaron una serie de estudios que incluían el análisis de los núcleos intersticiales del hipotálamo, con la finalidad de demostrar la participación de la genética en la inclinación sexual de las personas, mas no tuvieron dicho resultado, incapacitándose para definir un origen genético para la homosexualidad.

En la actualidad existen diversas teorías que tratan de explicar el origen de la homosexualidad, sin embargo, la teoría del psicoanálisis, descrita por Freud es la que me parece más coherente. Freud sostiene que las primeras manifestaciones de la libido infantil son de carácter bisexual. Pero a partir de los cinco años ya se aprecian las diferencias sexuales. Lo menciona así, también con el Complejo de Edipo, al sostener que la identificación en un principio ocurre, como ya es bien sabido, con el sexo opuesto, para después pasar a una identificación con el progenitor del mismo género. Desde esta teoría, el problema recaería en una nula identificación con el progenitor del mismo género, para así quedar el niño identificado de forma permanente con el progenitor del sexo contrario, esto a su vez concluiría en la toma de modelo y una fascinación del progenitor, sin encontrar una identificación propia del mismo sexo, tal como lo sugiere Otto Fenichel en su Teoría psicoanalítica de la neurosis, mencionando que la posibilidad de orientación homosexual es tanto mayor cuanto más se identifique el niño con la madre.

Asimismo, en Introducción al narcisismo, Freud señala una teoría según la cual el varón homosexual comienza teniendo una efímera fijación materna, para finalmente identificarse él mismo como mujer. Entonces tendríamos que tomar al narcisismo y al complejo de Edipo como bases fundamentales para la constitución de la homosexualidad, puesto que dichas fases están totalmente vinculadas con el desarrollo del niño.

Con una ideología similar, los griegos afirmaban que la naturaleza sexual del hombre contenía elementos tanto homosexuales como heterosexuales, por tanto, me baso en esta teoría para apoyar que, si bien el niño ya tiene una carga de bisexualidad –por así llamarla-, entonces su orientación sexual se definirá conforme al paso de su desarrollo, es decir, la resolución del complejo de Edipo y la fase narcisista, serán fundamentales para la inclinación sexual de la persona, tanto para el sexo opuesto como para la preferencia por el mismo sexo.

Basándome en las teorías antes mencionadas, es como concluyo que la homosexualidad si bien no es genética ni hereditaria, tiene bases en la bisexualidad que todos poseemos desde el nacimiento, aunque ésta orientación habrá de definirse a través del desarrollo del niño, las vivencias que el mismo tiene y su historia de vida.

6 comentarios:

Abbita dijo...

como que me senti en clase!

BTW...Mamii Te amo!!!! vamonos a nuestra isla!!!



nerdest dijo...

aah si, una vez que hablamos por teléfono tu me contaste algo sobre eso, y yo te dije que nunca me había sentido realmente identificada con mi madre, y blah blah

ese freud siempre tan listo tururur



...Mejor pongo un seudónimo aquí dijo...

que chafa eres natalia, ya habia postiado yo esto de nacen o se hacen 8-)

y como que no coincido mucho con eso que dices vos pero pos cada quien.. =P



ge zeta dijo...

Pinche Freud, yo no me siento tan identificado con mi padre, jojo

Pero en fin. Nacen, no se hacen!



•ѕweeтnezz вιтcн dijo...

Naciiiiiiiiiiiiiiiii!

como en clase!
saludos!



PoYo ت dijo...

yo quiero con freud! xD

el si sabe!


yo creo lo mismo. todos nacemos con cierta inclinación hacía nuestro propio sexo. lo he notado en muchos de mis primos.

solo que unos llegan a explorar y explotar más ese ámbito.
otros se dan cuenta que no es lo suyo para nada.
y otros lo esconden en el closer.
y otros si se pasan de la raya y quieren ser del otro bando -.-