Papás machistas de hijos putos

miércoles, 7 de octubre de 2009

Cierto dia, estaba yo leyendo en un parque en Puebla. Analco, para ser precisos, y para que valga el albur.

En una cancha jugaban volleyball unos gayseses ¿que cómo sé que eran gays? Pues porque era obvio, eran de esos a los que les brilla la lentejuela a kilómetros de distancia. Bueno, el caso es que del otro lado de la calle –de donde yo estaba- había unos señores de pueblo, de esos de sombrero y camisa de manga larga haciendo burla de lo escandaloso que eran los jugadores. Hacían comentarios muy despectivos y les gritaban cosas con el único afán de molestar. Los agredidos no hacían nada al respecto, seguían jugando y ya. De todos los tipos que estaban ahí burlándose sólo uno no decía nada. Se reía de vez en cuando con sus compañeros pero no hacía ni insinuación de mofarse. En ese momento dije: “s’ahuevo, ese ‘ñor tiene un hijo gay y por eso no participa en la burla” Es, seguramente, un papá machista con hijo puto. Término que se lo debo a una amiga.

Una vez, en una comida familiar de ella, en su pueblo, a la que me invitó, en una mesa sus tíos y varios amigos de ellos se burlaban de manera muy desdeñosa y culera de unos trasvestis que pasaban por la calle en ese momento. No les digo qué gritaban pues ya se imaginaran. No es algo nuevo y que nunca hayan escuchado mencionar a alguien más alguna vez; Resulta, pues, que en la mesa de al lado, comíamos mi amiga, varios de sus primos y yo. Tres de ellos, aparte de mí, gays. Sólo uno de ellos fuera del closet hasta ese entonces. Los comentarios de los tíos los ignorábamos, pues ya sabíamos cómo eran, y nadie iba ir a decirles nada en ese momento.

Lo curioso es que uno de ellos (o sea de los tíos), el del hijo gay fuera de closet no comentaba nada al respecto, ni se reía. Sólo veía a sus hermanos y amigos reírse como idiotas. De pronto se levantó de su silla y se fue. Se fue a sentar a la mesa en donde estaba su esposa. Yo me quedé un poco sorprendido y le dije al hijo, que estaba a mi lado: “¿Por qué se fue tu papá, conoce a los trasvestis que pasaron apenas?” Y mi amiga interrumpió, antes de que él me contestara y dijo: “Siempre es así, cuando hablan mal de los gays se va ¿Es que no ves que es un papá machista de hijo puto?” En ese momento todos nos comenzamos a reír, pues su comentario fue muy gracioso en ese instante, y todos los que nos vieran creerían que nos reíamos con los de al lado.

Después, por la noche, mientras iba de regreso a mi casa comprendí que el asunto no es tan gracioso como parece. Esos papás aceptan a sus hijos gays por el simple hecho de ser sus hijos. Es como un “pues ya qué” y toman esa actitud de no defender a los que tienen distintas preferencias sexuales, incluso sabiendo que los tienen en su familia. Sólo ignoran el “problema” –porque para ellos eso parece ser- y se hacen de oídos sordos, como si de esa manera pudieran tapar el sol con un dedo.

Si ya, los otros dos estuvieran fuera del closet, la situación del tío que se levanta y se va seguramente se hubiera multiplicado por tres.

Y así como ellos debe haber aún un friego de papás machistas de hijos putos que prefieren hacerse de la vista gorda y sanseacabó. Como el mío. Es feo eso ¿no?

Pero pues ya ven, como dice el dicho: “Lo que no puedas ver, en tu casa lo has de tener” y tendrás que querer. Aparte.


20 comentarios:

La Maga dijo...

Tengo una faz de abogada que no puedo callar: Si existe la ley Antidiscriminatoria y normas positivas que regulan las Uniones Civiles o Matrimonios de Gays y Lesbianas ¿A nadie se le ocurre refutar las risas socarronas y despectivas haciendo claro que un chiste contra un miembro de la comunidad GLTBI no es un 'chiste' inofensivo sino un delito de homofobia y penado por la ley?

¿Alguien se mofa abiertamente de los judíos, negros, inmigrantes o indígenas o cualquier otra minoría racial o étnica amparada por la O.N.U? No lo creo.

Opino que una voz moderada y firme puede acallar los disparates, y esa voz puede emerger de un padre machista confundido o atribulado (con la suficiente argumentación, si alguien se la explica) o más certeramente,de un militante LGTBI.

((Un beso))



Abbita dijo...

Que feo caso, creo que esos papás ademas deben de debatirse internamente, entre el querer defender a sus hijos y aceptarlos como son, pero tienen tan metido el machismo que se los impide, no se, ya me hice bolas con lo que quería decir jajajaja!

xD

saludos!



Kentucky Freud Chicken dijo...

No sé si este es el punto de tu post pero... aquí voy:

Creo que un "papá machista con hijo puto" está en un dilema muy difícil. Ama a su hijo y tiene que tolerar que la preferencia sexual de éste no le guste. Tiene que tolerar, sí. No es lo ideal, desde luego, lo ideal sería que lo aceptara tal y como es y no tratara ni activa ni pasivamente de convertirlo en lo que él desea.

A falta de lo ideal, la tolerancia al final debe ser bi-direccional: el padre tolera la homosexualidad del hijo aunque no le guste y el hijo tolera el machismo e incomprensión de su padre aunque tampoco le guste.

Ahí es donde está, creo yo, la verdadera posibilidad de comprender.



ge zeta dijo...

Exacto. Freud Chicken mencionó algo muy importante. Creo que el dilema está de las dos partes.

En mi caso, creo que mi papá hemos llegado a ese punto, en donde nos toleramos los dos y YA! Nada más, es triste, pues no tenemos una relación muy buena,pero podría ser peor.



Mar dijo...

Debe ser difícil tener a un papá que prefiera ignorar una situación que considera problemática, en lugar de enfrentarla para posteriormente aceptarla.

Sin embargo, creo que dentro de los males, no es el peor. Más triste debe ser el caso de aquellos padres de hijos homosexuales que creen que a cintarazos y humillaciones en público, van a 'corregir' su inclinación sexual.



ge zeta dijo...

@La Maga: Estoy totalmente de acuerdo,pero creo que muy pocos se atreven a esa esa voz que mencionas. Yo no me atreví y ni siquiera sé por qué. Creo que vi la situación tan cotidiana que me pareció normal y nada fuera de lo común. Qué mal.

@Abby exacto, un debate interno muy gacho.



ge zeta dijo...

@Mar y desgraciadamente existen muchos de esos también.



FAN dijo...

Pienso que, si al papá le desagrada la situación está en todo su derecho, es triste pero es la realidad.

Amm no sé si me explico. Tolerancia significa, que te guste que haya cosas que no te gusten. Es un gran avance, al menos los papás machistas con hijos putos no están participando en esos horribles actos de discriminación e intolerancia.

Aunque el ideal, claro, sería la aceptación libre de prejuicios, pues las preferencias sexuales no definen a las personas creo yo. Y no encuentro una razón lógica para que un sector discrimine a los LGBT.

Digamos que mínimo la Tolerancia es algo que le hace falta a muchas muchas personas.



Lager07 dijo...

Realmente muy interesante el post. Creo que mi viejo es uno de esos papas machista de hijo puto.
Creo que nadie esta preparado para ser padre de un gay. Agradezco que por lo menos me acepta como soy y me respeta. Tal vez es una actitud bastante conformista pero creo que nosotros tenemos tantos lios en la cabeza como ellos.... Que podemos esperar de otros si nosotros mismos algunas veces nos discriminados... Es decir, discriminar es separar, distinguir algunas cosas del resto.
Saludos.
lager07(arroba) hotmail.com



Yuumei dijo...

Yo tengo una historia "triste" y "conformista con mi madre".Y lo comentó así, por que mi madre esta mas cerca de la homofobia que de retirarse cuando hablan mal de los gays. Y bien eso a mí me tiene sin el menor cuidado.

Soy hijo putito de madre en realidad homofobica. Y vaya que si hay una persona en el mundo que me detesta por ser jotito, es mi madre.

Ahora, como decían arriba, la Tolerancia para mi es un valor sumamente interesante y primordial, yo no lo veo como "el premio de consolación" a la aceptación.

Y sobre la aceptación ni siquiera creo que aplique a la parte ideologías o formas de pensar o así. Sencillamente creo que el aceptar implica un 100% de casamiento total con la idea del contrario y abandonar nuestra idea. Y al hacer eso perdemos la pluralidad que le da valor a la sociedad.

Además vamos, como vamos a cambiar ideas generacionales, con indignarnos, con levantar la voz en publico, si en lo privado le sacamos a hablar con nuestros seres queridos, le sacamos a lo mas importante que es educar con el amor y el ejemplo.

Así que como yo también tolero a mi madre homofoba que tiene un pasado en donde "el que diran" la marco.Y tampoco me parece bien las razones de su cerrazón y las acepto. Así puedo vivir en paz con ella y ella conmigo.


Saludos.



Jaime Rivera dijo...

No entiendo. ¿Esperas que un papá machista con hijo gay defienda a los gays? Ya bastante es que no participe en la mofa. Y todavía más mérito tiene el que se vaya. Es una manera respetuosísima de no contribuir a denigrar al colectivo homosexual sin entrar en conflicto.
¿Qué iba a lograr al ponerse al brinco con los otros papás? Sólo que la burla se la transfirieran a él.
Yo creo que sería ideal que no hubiera mofa y punto, pero al menos los papás que son machistas y que tienen hijos homosexuales están comenzando, aunque a fuerzas, a aceptar que las cosas quizás no eran como ellos pensaban. A los demás les tendrá que ir cayendo el veinte poco a poco.
Mi papá ha avanzado horrores desde hace 9 años que le hablé de mis preferencias ¨distintas¨. No se puede esperar que el cambio sea de la noche a la mañana.



Subversiva dijo...

Los diez primeros comentarios (sorry por generalizar) me dieron algo de comezon, por fortuna llegue al de Jaime. Y creo que a veces pedir que los padres comulguen con nuestras ideas y se unan a nuestras causas también es forzar ideas con las que ellos crecieron y fueron educados.
Es muy dificil ver que alguien que amas no ve la vida como tu, que elige una forma de vida distinta.
Para mi, es más respetable manifestar su desacuerdo levantandose y es igual de valido que las mamas que se unen a las marchas.
Adaptarse no significa aceptar. Amar es respetar las decisiones de los que amas... aunque tu no compartas esas decisiones.
Si se quiere obligar a la sociedad a unir actitudes estariamos también siendo intolerantes con las maneras diferentes de pensar.
La riqueza de convivencia de una sociedad proviene la diversidad de pensamiento.


La Subv



Jaime Rivera dijo...

La otra parte que me llamó la atención de este post es el uso de la palabra ¨puto¨.

Me imagino que debe ser como parte de un movimiento similar al que la gente negra de los Estados Unidos hace con la palabra ¨nigger¨. Si lo dicen ellos mismos, entonces está bien, pero que no lo diga un blanco, o alguien de cualquier otro origen ¨racial¨ (ojo, las razas genéticamente no existen; sólo son categorías que uno ha creado basado en las características físicas que obviamente nos hacen ver diferentes) porque entonces se arma la gorda.

De todos modos, no deja de molestarme un poco. Yo no soy ningún puto. Lo diga quien lo diga. No me lo digo yo mismo, menos se lo voy a aguantar a nadie, sea gay o hetero. Hay cosas que conviene imitar de otros lugares, pero esto no es algo que me agrade estar imitando. Ni de broma.



Subversiva dijo...

Jaime Rivera:

Soy tu FANS!



Jaime Rivera dijo...

Gracias, subversiva. Jejeje. Por cierto, intenté seguir tu blog, pero necesito ser invitado. No sé si aceptes más seguidores, pero si es así, dime cómo le hago para poder seguirte. Saludos!! ;)



ge zeta dijo...

Uyyy subv ya ligaste!



...Mejor pongo un seudónimo aquí dijo...

jajajajajajajajajaja yo venia a comentar algo bien profundo y asi pero esta mas interesante el matrimoniamiento de jaime y la sub... #yoopino que @gezeta sea padrino por que su post fue el que los hizo conocerse xD



Subversiva dijo...

jajajaja si Jaime bienvenido, anda muy ñoño mi blogg pero bienvenido seas! nada mas please dame tu correo para habilitarlo!!

supersubversiva@gmail.com

Si que Gez sea nuestro padrino!!


*La Subv se retira a esperar el mail de Jaime harto apenada!



Jaime Rivera dijo...

¿Nos harías el honor, Ge Zeta?

*Jaime Rivera corre sonrojado a escribirle a la Subv.



ge zeta dijo...

Sí, quiero ser el Padrino!!!