Tolerancia

jueves, 1 de octubre de 2009



Hace un tiempo platicaba con Seudas acerca de la apertura que hay en mi casa para hablar de tomas relacionados con la homosexualidad. Le decía que parte de esa “naturalidad” con la que vemos y hablamos del tema se lo debemos a la cercanía de “Laura” una hermana menor del esposo de la hermana de mi mamá.

Laura siempre ha estado presente en nuestras vidas; mi mamá cuenta que cuando eran pequeñas y se organizaban concursos en las fiestas y ferias de la colonia donde vivían. Laura participaba al parejo de los niños y por lo general ganaba.

Yo, la recuerdo llegar siempre con su pareja Ana, como cualquiera de las parejas de mis demás tíos y tías. Y nunca nos causo extrañeza. Al contrario, creo que el comportamiento de ellas siempre ha sido tan natural que nunca nos ha surgido el preguntar el porqué dos mujeres llegaban de la mano y por lo general cuidando a la mamá de Laura.

Hace un par de días, fue a casa de la hermana de mi mamá y mis primas muy emocionadas me dijeron que tenían un DVD donde se habían pasado todas las películas tomadas en muchos eventos familiares, empezando por la boda de sus papás (hace casi 35 años).

Fue impresionante ver a mis tías y a mi mama súper jóvenes vestidas con pantalones acampanados, viajando a Acapulco en el Valiant Acapulco de mi abuelo, ver sus días de campo en Ixtapan de la Sal Los cumpleaños de todos nosotros. Ver a mi abuelo, una vez más.

Pero lo más impresionante fue ver la graduación en la UNAM de la carrera de medicina de Laura. Mientras sus compañeras portaban vestiditos muy monos blancos, el cabello con mucho volumen y maquillaje nacarado; Laura llevaba un traje blanco impecable de saco y pantalón, muy masculino, con corbata, gafas de aviador y el mismo sentido del humor con la cámara que siempre lleva a las fiestas… en el año de 1976.

Quizá si ese video fuera actual no causaría sorpresa. Pero creo que en esa época, una mujer vestida a la manera masculina y comportándose a la manera masculina si es muy peculiar e impresionante.

Y ahora que leo a los blogger de éste Gay Colectivo; los problemas que enfrentan con sus familias, sus sociedades y a veces con ellos mismos no dejo de agradecer la apertura y la mente abierta con la que fui educada.

Me preocupa saber que aún en esta época se sigan juzgando a todos niveles las preferencias sexuales de cualquier persona.

Me preocupa saber que apenas hace un par de años mi mejor amigo fue golpeado en el centro al salir de un antro gay de la mano de su novio.

Mis papás siempre me dijeron que lo pasara en mi cama y en la de los demás eran cosas que no sólo no le importaban a los demás, solamente a los involucrados. Siempre y cuando no se le hiciera daño a nadie.
El respeto que me inculcaron no solo por las personas de preferencia homosexual, sino con todas las personas. Laura y Ana siempre han sido mis tías y siempre las he respetado.

Platicaba con mi ex novio de, en caso de tener hijos juntos, cómo los educaríamos. Su mejor amigo es también (casualmente) médico y ha vivido los últimos 15 años con su pareja: otro gran médico, por lo que nuestros hijos crecerían conviviendo con parejas de tíos muy diversos: Con su tío Julio y su esposo Luis; con su tía Seudas y su tío Xellif en una pareja muy rara; sus tíos José y Manu, ventrílocuos “cubanos comunistas y putos” (como ellos mismos se describen) armando el guiñol para sus compañeritos del kinder; su tía Natalia que les mande dulces del Cervantino; con su tía Nerdest que los lleve a comer hamburguesas al Carl’s Juniors (pero no dejaremos que les den drogas) y por supuesto con sus tías Laura y Ana cantándoles las mañanitas en todos sus cumpleaños.

11 comentarios:

nerdest dijo...

sere su tía la "buena onda" nerdest y a los 13 años los llevare con prostitutas para que pierdan su virginidad :D


sabes? a mi también me educaron con una mente muy abierta (por si nadie lo había notado), a veces pienso que en realidad es porque mis padres son idependientes a mi, y pues no me ponen mucha atención, pero otras veces me pongo a ver casos de chavos a los cuales sus papás nuuuunca les ponen atención, pero apenas se enteran de que son gays, los desconocen como hijos, para eso si ponen mucho cuidado... pero mis papás siempre me han respetado :) y creo que somos afortunadas por eso.


saludoss! buen post!



ge zeta dijo...

Faltó el tío gezeta, contándole cuentos ñoños. Jojojo

Yo siempre quise que mi familia fuera así de openmind, pero no. Salieron machistas y cerrados todos.

Saludos, es bueno verte por acá



Xellif dijo...

awwwwm que bella, yo no dejaré que nerdest lleve a tus hijos con pulgas, ps esta que se cree, yo le ayudaré a hacer sus tareas de colorear, cortar, pegar, coser y hacerse sus propios vestiditos, digo pantaloncitos >_<



Alyssa dijo...

Q bonito!!! Yo quiero una familia así... Y también dulces del cervantino!!!



La Maga dijo...

Desde Buenos Aires, Argentina, me he apuntado como seguidora de tu Blog, a fin de sumar voces por la visibilidad y la militancia LGTBI. A mayor visibilidad, mayores derechos civiles.

Te espero cordialmente en mi Blog.

Un fraternal abrazo.



Koala dijo...

súper!

yo estoy en el mismo caso de gz. y aparte de todo católicos con todo y golpes de pecho. jiji

amé tu post.



Abbita dijo...

Fuiste afortunada de tener la familia que tienes!!!

Adore tu post!!!

besos nena!



Natalia M dijo...

Awww su tía Natalia, qué bonito, síiii los llevaré a las mejores cantinas en el cervantino, le enseñaré cómo gritarles puercos a los policías, cómo esconder la chela en un vaso de nescafé y así aww... Digo, les enseñaré los eventos culturales jajaajaj

No manches Sub, yo quiero una familia como la tuyaaa T_T no podrían venirse una semanita a aleccionar a mi familia??



Elvis Carrot. dijo...

Bonito post.
Bonita manera de pensar. ^^



Anónimo dijo...

muuuy buen post
quisiera una familia asi!
sera en otra vida jaja



una quesadilla dijo...

Ahhh me encantó el post! q bonito!!!

Chale, que desgracia que no todas nuestras familias sean asi.