Discutiendo el Matrimonio Universal en la Ciudad de Puebla

miércoles, 14 de abril de 2010

Este miércoles tuve la oportunidad de ser invitado a participar en el 4° Foro por el Matrimonio Universal en Puebla que organizó el diputado José Manuel Benigno Pérez Vega y/o Pepe Momoxpan y el departamento de Relaciones Internaciones y Ciencias Políticas de la Universidad de las Américas, Puebla. Dentro de este foro y las diversas intervenciones se dejó claro una sola cosa, el matrimonio entre personas del mismo sexo es algo que va a trastocar a la moralidad.

Hablar de matrimonio universal es irnos a un compromiso que supera la barrera de lo genérico y mantiene la apertura de acreditar a nivel sociedad cualquier relación que se tenga de pareja a un nivel que se integre a un marco legal que rige mayoritariamente punto de vistas heteronormativos. Es por esto que el Matrimonio Universal irrumpe de manera contra hegemónica el punto de vista de vivir en una sociedad dónde los que se puedan casar sean necesariamente personas de diferente sexo.

Sin embargo, existen muchas pugnas que las personas cuestionan al darle oportunidad a esta Ley de tener vigencia, si es que se corrompe el término de “familia”. En términos personales sostengo que la familia es el lugar donde se brinda apoyo y comprensión a personas que comparten un vínculo afectivo y que no necesariamente tienen lazos consanguíneos. Nosotros no escogemos a la familia en la que nacemos pero si podemos decidir por la que buscamos crear.

En el caso de la homoparentalidad defiendo el hecho de que existe un gran número de niños que viven en casas de asistencia, que son abandonados y son expuestos a bajezas y humillaciones. Creo que las personas que puedan donar su amor, tengan la orientación que se tenga, es muy respetable y válido.

De esta manera, confío de atinada la iniciativa que propone Momoxpan. Sin embargo, creo que se carece de un momento político correcto para que se tome en discusión. Puebla es un lugar sumamente católico y bastante polarizado, que aún, falta de aceptación a personas que ejercen una vivencia sexual diferente. Al homosexual en Puebla se le limita a ejercer sus afectos en lugares como antros, bares y cafés que son abiertos a los diversos tipos de expresión.

Es interesante la creación de conciencia, pero es reprobatoria las repercusiones que se viven en un ciudad dominado por las acciones de doble moral, por una sociedad que acepta que el sacerdote de su Iglesia coaccione su voto y que se le haga creer a la sociedad que una familia sólo está hecha por una madre y un padre porque así lo manda la religión. Creo que aún se puede discutir el tema, y aún falta sensibilización a diferentes expresiones que aún no se pueden ser ejercidas con libertad.

2 comentarios:

Ricardo. dijo...

"Creo que las personas que puedan donar su amor, tengan la orientación que se tenga, es muy respetable y válido."

Muy deacuerdo, la orientación sexual no debe influir en la educación del niño demasiado, peores cosas ven en tv, peores cosas les pueden pasar en la calle o con gente que simplemente no los quiere, pero como son heteros pueden estar con ellos, una pareja gay puede criar igual o mejor a un niño que una pareja heterosexual.

Muy bueno Gus :)



V dijo...

Me llegó la invitación al evento pues soy egresada de RI en la UDLAP pero por cuestiónes de trabajo no pude asísir.

Gracias por compartir lo que se discutió ahi. Sólo puedo decir que me alegra que esto finalmente se este debatiendo aqui en Puebla (tan profundamente católica como tú mencionas) y pues como tú bien comentas aún hay mucho por discutir sobre el tema.

Saludos