de soledades a soledades...

lunes, 1 de noviembre de 2010

soledad es que se te caiga el jabón mientras te bañas como cuatro veces y no pase nada cuando te agachas a recogerlo.
soledad es comprar pizza sólo por rebanadas.
soledad es una desesperación constante porque no hay abrazos completos.
soledad es tener que acabarse una lata de atún completa o comérsela por episodios.
soledad poder dormir a gusto, sabiendo que nadie te va a despertar porque te necesita.
soledad, ganas de llorar.
soledad, tranquilidad.
soledad, sonrisa de satisfacción.
soledad, tiempo suficiente para matar fantasmas.
soledad, ¿ganas de matar fantasmas?
soledad para repartir culpas.
soledad para acaparar culpas.
soledad puede ser un día completo sin ninguna sonrisa.
soledad, eco.
soledad, multitud.
desde luego, soledad muerte, soledad vida; soledad miedo, soledad protección.

hay todas las soledades, el número de soledades posibles para cada persona es infinito. claro, hay rasgos comunes que comparten ciertas clases de soledades; la soledad a alguien que muere de hambre, por ejemplo, le provoca definir su propia soledad en función de pizzas y latas de atún.
para algún aficionado a la autoflagelación, su soledad es la más grande y más irremediable del mundo, aunque ésta en realidad se deshaga (horrible palabra) con simplemente salirse de su egocentrismo (de seguro chafa, si no es mío, es chafa) y busque a alguien que a lo mejor también piensa que está solo y al final resulta que sus soledades son sólo miopía de la figurada.
quien no le teme a su mugrero interior, busca la soledad como recurso obligado para hacer limpieza; limpieza ritual, porque uno constantemente se llena de mugrero. interior, exterior e intermedio.
lo que sí es seguro es que en algún momento de nuestra vida vamos a experimentar sufrimiento debido a la soledad, verdadera o imaginaria, y ese sufrimiento, aunque inevitable, puede ser más o menos soportable, dependiendo de la capacidad que tengamos de aguantarnos a nosotros mismos.

por eso a mí casi no me gusta la gente que no es capaz de estar sola. si tiene buenas piernas, buena sonrisa, sentido del humor o mucho dinero sí, pero no poder estar sola le quita muchos puntos.

desde luego, no hablo de soledad como sinónimo de soltería. se puede no tener pareja y no estar solo, y al contrario, tener pareja y estar muy solo. eso es elemental. pero la soledad que le corresponde a tener o no tener pareja es una soledad especial, tiene su dinámica particular.

a veces es imposible encontrar soledad. a veces hay por ahí alguna idea, la idea de alguien, que se cuela en cualquier momento libre que tengamos (que muchas veces son los que aprovecha la soledad para echársenos encima), y nos hace reír. o suspirar, cantar o bloggear ñoñerías.
aunque sea sólo eso, una idea, y la persona ni idea tenga de que existimos, o de que a veces se nos ocurre de repente y nos echa a perder la soledad.
porque, dicen, el cariño no está en la persona querida, sino en la persona que lo siente. y en ese sentido, la soledad de alguien que empieza a querer o que realmente ama, ya se jodió porque hay algo más grande que ella.
y ya no hay soledad, hay recuerdos de abrazos cálidos que sí hubo, o hay imaginaciones de abrazos que vienen o que (chingadamadre) no vienen nunca, pero hay eso; hay ganas de besos o de caricias con o sin sexo, y que ya no son anónimas, ya tienen un nombre, o se van haciendo de uno (lluvia, de preferencia).
entonces la ausencia de esa persona-idea no es soledad, es ansia, y como ansia es ligeramente insoportable, pero es ligeramente adictiva también, en tanto hay posibilidad de que deje de ser ausencia y de que los abrazos dejen de ser imaginarios o recuerdos.
mientras existe la posibilidad. cuando ya no hay, entonces sí hay soledad. y cómo duele, ¡y qué potencial representa para los aficionados a la autoflagelación!

…hasta que llega alguien más a interrumpir la soledad.

7 comentarios:

regen ende dijo...

alguien me dio permiso de postear el lunes a la hora que todavía es domingo, porque vale como fin de semana, que es la prolongación del viernes u_u



[KwZ] dijo...

Soledad es un municipio de San Luis Potosí.



regen ende dijo...

jajaja soledad es una señora que llegaba a clases con lipstick en los dientes y en la nariz!!



eqiiz dijo...

TT.TT jajaja me dio risa lo de San Luis y es cierto, yo no quiero una soledad de esas, me gusta estar solo pero no comer pizza solo :(. Muy bonit post pues Felicidades :)Smile



nerdest dijo...

Hay personas que consiguen pareja por la mera necesidad de ser la NECESIDAD de alguien, su prioridad. Yo me he dado cuenta que no necesito andar con alguien o besarme o prometerle amor eterno para que me valore como persona y sea su prioridad y es por eso que amo no soltería y no la siento como soledad, porque un 'me gustas, te gusto' para ni ya no es obligatoriamente un 'vamos a atarnos a una relación sin sentido aunque no tengamos nada en común', NOT! El día que yo vuelva a decidir compartir mi vida con alguien será el día en el que quiera darle las orillitas de mi pizza (es que no me las como porque engordan)



nerdest dijo...

Amo mi soltería*, el teclado del iPod me cambia las palabras, jaja.



Stephanie dijo...

Jajaja le mataste la seriedad con la señora dl lipstick n los dientes jaja...Muy bueno el post! =D. Atte. Stephanie_Chef