Año nuevo...

jueves, 13 de enero de 2011


Cuando comienza el año, por lo regular nos planteamos la idea de vivir en un mundo más feliz y queremos cambiar y ser mejores personas.
Este año mi único propósito es alejarme de todo aquello que me hace sentir mal.
Lamentablemente mi capacidad de tratar con seres humanos es prácticamente nula, no me gusta seguir órdenes y sigo pensando firmemente que la colaboración es la única manera de sacarnos del pozo. A todos.
Pero la realidad no es así, te apuntan con el dedo índice (mientras los saludas levantando el medio, o también llamado dedo corazón), por ser "diferente", por no formar parte del "sistema" y por pensar que hacer trabajo comunitario (sin remuneración alguna) es de locos.
Siempre he sido una persona egoísta, tengo conversaciones en mi cabeza y soy muy mala para exteriorizar lo que siento y pienso. A pesar de venir de un hogar machista 100% y de gritar a los cuatro vientos que las mujeres somos iguales a los hombres, me sorprendo de cuando en cuando adoptando condiciones de mujer sumisa, gracias al ají tengo un compañero que me pone en mi lugar y no me permite tener beneplácitos hacia con él.
Mi mejor amigo es gay, y es parte de mi familia. El tercer integrante en orden de importancia en mi casa. Y no tengo que dar explicaciones por eso.
A decir verdad me espanta este año. Me asusta el hecho de continuar, pero también de renovar, de dar ese brinco a dejar de interiorizar y tragarme lo que no me gusta y poner cara de que todo está bien, cuando en realidad no es así.

En otro orden de ideas... ¿Alguien ha visto a la novia de Gustavo Cerati? No lo culpo por tomar Viagra y drogas como dice su madre. Nomás échenle un ojo. Además ya la vieron, está allá on top.

Y ¿qué onda con sus propósitos? ¿creen en eso? ¿cuáles son los suyos?

1 comentarios:

regen ende dijo...

está bueno tu propósito, yo sólo he tenido dos.. uno porque me obligaron a tener uno (en secu), y el de este año, porque quiero irme y me hace falta.
irme.
pf.