Como la primera vez (re-load)

sábado, 2 de mayo de 2009

Justo como había sido programado desde el día anterior, te esperaría en el parque que estaba a unas calles de tu casa, ya eran las 8:30 de la noche y esta pintaba, aun seria larga.



Nunca he vuelto a ver una luna tan grande y amarilla como la que vi desde el kiosco aquella noche, venias caminando hacia mi con una mini maleta y esa sonrisa tan tuya, vestías sencilla y con ropa “cómoda”. Pero radiante como siempre. Yo tambien mi maleta cargue con una maleta que previsoramente deje desde la mañana en la paquetería del super cercano. Fue cuando sentí temblarme las piernas de nervio al saber que por primera vez visitaría un hotel… bueno no era en sí por la visita al hotel, si no por lo que pasaría ahí dentro, tenia miedo ciertamente, pues seria mi primera vez y para ti ya no. Rápidamente pasamos a un mini super cercano y nos dotamos de todo lo que pudiera ser necesario para la noche, yoghurt, botana, condones… (ejem! porquerías ejem!) me sentí como tonto cuando sugerí llevar velas para ambientar el momento y tu te reíste diciendo que no querías sentirte como en un funeral JAJAJAJA. Aun así las lleve. Ya no quiero extenderme demasiado lo interesante esta por comenzar.

Cuando llegamos al Hotel no dejaba de tener esa sensación de ir algún lugar desconocido y acompañado de un adulto, digo el hecho de que fueses algunos años mayor que yo nunca me importo, al contrario de algún modo me hacia sentir seguro de lo que pasaba, pero en ese momento me dio algo de pena a la hora del registro. Subimos recuerdo perfectamente, el cuarto 317. Ya eran las 11:15.

Al entrar tu pasaste al tocador, el viaje no había sido precisamente de los que te mantienen paciente. Yo me tire a la cama, solo quería relajarme y no ponerme impaciente. Cuando saliste todo seguía igual, yo buscando algo interesante en la T.V. (que estupidez!) y no evite ponerme nervioso cuando llegue al canal porno (válgame otra estupidez peor!!) así que le cambie inmediatamente por que… había… una mujer, deseosa de…. QUE PENDEJO ESTABA!!!. En fin, en el Sony estaban transmitiendo Friends y te tumbaste sobre mi pecho para verlo juntos. Pasaban el capitulo en el que Phoebe tendría a unos trillizos debido a una inseminación bla, bla, bla…

-Oye y vamos a ver friends toda la noche?- pregunte
-No, pero se que te gusta mucho ese programa- sexymente susurraste
-naah! eso ya lo vi un chingo... déjame pasar al baño y…
-NOP!!! Yo voy primero-, y te metiste con tu maleta corriendo

Cuando saliste vestías un negligé rosa pálido translucido y yo sentado a la orilla de la cama tirando baba en cantidades industriales, te mire con la cara del mayor idiota en el mundo, sin palabras nos besamos pusiste tus manos en mi cintura para tirar fuera la camisa y sentir el calor de mi piel con la tuya, nos tiramos a la cama y rodamos en ella mientras la camisa terminaba en el piso el negligé sin duda cumplió su cometido después de un rato así que… también fuera! …La sensación de tu pecho contra el mió tu palpitar acelerado, (mis piernas temblaban de nuevo) los dos de rodillas frente a frente en la cama no lo cambiaría por nada mas en el mundo… mi pantalón ya sobraba desde hace rato, (maldito) cinturón pero me pediste que tu querías quitarlo a la ves que lo usabas para acércame fuertemente contra ti, de mientras tu mano me acariciaba y me incitaba aun mas y yo te seguía besando el cuello y acariciando las nalgas, para cuando tus manos ya estaban dentro de mi ropa interior… odio esos bochornosos momentos en los que te tienes que separar para torpemente quitarte los calcetines o levantar una pierna para aventar la ropa que sobra… lo que importa es el contacto, el calor, el olor del otro, saborear sin intermediarios la piel, los elixires, embriagarte del amor del otro, tu dulce piel, mi lengua por todo tu cuerpo y finalmente mi calor dentro de ti, como me rodeabas y me envolvías, tus uñas en mi espalda, tus torneadas piernas, y morderte tiernamente la pantorrilla mientras la faena no decaía en ganas… eso es lo que importaba. Creo que no hay mejor imagen en mi recuerdi que la de tu cabello sacudiéndose al compás de un péndulo apresurado sobre mi y tus ojos llenos de pasión. O tu silueta a través de la ducha unas horas despues y las subsecuentes caricias jabonosas cuando me metí en pijama a la regadera. También hubo yacuzzi YUUJU!!!. Al final… antes de dormir, esa mirada tuya al secarte el cabello AHORA PUEDO MORIR EN PAZ, LO JURO. O la sensación de tus manos cansadas y temblorosas en tu vientre tomando las mías mientras nos dormíamos abrazados.

Y así, fue mi primera vez.


Se hicieron las 5 de la mañana. ¿Quien cuenta el tiempo?

A la mañana siguiente al despuntar el día se colaron unos rayos de sol por la cortina y lo que fue unas horas antes nervios, ahora ya no había nada nuevo bajo el sol y la aventura comenzó de nuevo.

P.D.
Esto es repost de mi blog, de una historia de dos partes:
Una cita de dos dias: El primero y El segundo.
Pero me parecio que valia la pena ponerlo aca.

P.D. 2
Al rato pongo uno original y nuevo :D


...saludos.

5 comentarios:

Fátima dijo...

:O

Las maduras ruleamos!!!

Ash, y otra vuelta se me antojo el yujur, chaaale!


Besos tronados piosito!



Zyanya dijo...

Me encantan esas historias de la primera vez, awww!

Bisous!



OFF dijo...

AAAAAHHH AMO A PORTISHEAD....
Concéntrate... ah sí, me encantó el relato...
Cheers!



ge zeta dijo...

Hace unas semanas leí el post en tu blog. ME gustó mucho, ya no sé si comenté o no. Pero muy bueno.Sobre todo la forma en que se dio.

=)



ge zeta dijo...

La gente es floja y no lee porque vieron un post largo. Pero está bueno jijiji