CUENTO SEGUNDO: La Fantasía Imposible

sábado, 2 de mayo de 2009


Tengo una fantasía imposible. Y por no desahogarla es que en mis sueños ya me acosa también, todo aquello que deseo y nunca será… porque no lo merezco. Punto.

Su nombre es Estrella. Y no he conocido hasta ahora a ninguna fémina que no le parezca atractivo algo de ella. Ya sea su estilo algo butch, su mirada profunda, su pelo rizado, tan corto y despeinado…

A mi me gusta todo. Desde su carácter fuerte, su espíritu de lucha, su actitud que muestra cruel realidad y a la vez su esencia de protección. Pero lo que comenzó a producirme esos sueños… lo que hizo nacer mi deseo por ella… fue cuando supe de un tatuaje suyo, escondido siempre en la parte interna del muslo derecho. El tatuaje de una araña… de una viuda negra.

En este sueño ella se acerca a mi, me planta un beso… largo, húmedo, lento, intenso… y me pide irnos lejos, a su casa tal vez, su solitaria casa, a su cama con mil historias de otras cogidas… no puedo ser especial, por supuesto que no.

Una sesión de besos que segundo a segundo me provoca un cosquilleo en la entrepierna. Caricias que empiezan siendo simples roses en la espalda y se intensifican.

La ropa desaparece, yo me la quiero comer. Sus piercings en los pezones me prenden mucho más. No quisiera que ella me toque… solo quiero que se quede así y goce mientras yo la disfruto justo como quiero.

Al fin conozco a la viuda negra, que pequeño dibujo en su piel… la beso, me la como y siento un sabor de tinta en mi boca… o será veneno, tal vez. El veneno de su cuerpo, el propio veneno de mi obsesión.

Creo que he pasado más tiempo besándome con la araña que con la misma Estrella. Llego a su vulva y descubro que ese sabor embriagante que apenas si lograba probar en su tatuaje, es mucho más intenso ahí… esa es la fuente de su sabor. Tal vez debajo de su clítoris se encuentre el alma de esa araña.

Viuda negra, envuélveme en tu telaraña, succiona mi alma y mis entrañas. Estrella se ha posado sobre mí y mete sus dedos en mi boca. Y si ahora las telarañas atrapan mis muñecas no me importa.

Sus dedos pasan a jugar con mi cuerpo… y justo cuando va a penetrar en mi…

Despierto.

8 comentarios:

Fátima dijo...

Ay,ay,ay! Q bonito es lo bonito.

Que buen relato Eróo-ti-cooooooh!! (perdón por la mala referencia de la Chochoa, pero...no lo pude evitar)


Saludos.



.Tato. dijo...

Veneno.. wow
No vaya a ser adictivo no más.

Eso es lo malo de los sueños, cuando uno despierta.
Pero lo malo de la realidad, es que los sueños, dejan de ser sueños u.u

Saludos



Monze Tck dijo...

>_< ya xtrañaba los post homosexuales hahahaha
soy tu fanz brizz
:]



Leliel dijo...

jeje.. soy aracnofobico pero, de no ser por que la araña esta en un punto estrategicamente bien colocado y tentador creo que yo soñaria lo mismo jejeje... pero digamos que haria de lado a la araña y me sigo derecho :P

Bien lujuriosote y bueno el relato. En mi caso si soñara con arañas, lo interpretaría como pesadilla y me darían ganas de matarla a palos JU JU JU JU



NeMO dijo...

Que bonito

Una amiga mia hetero lee este post y estoy seguro se enamora, por lo de la arañita tatuada :)

Genial lo de los piercings en los pezones, pq un ex tenia lo mismo.

:D



Maldita Castañeda dijo...

Me pareció interesante eso del tattoo. Esos sueños son tan frustrantes



ge zeta dijo...

Me gustó mucho el relato. Tan lleno de ... veneno? No no no. Me encantan tus cuentos Ámbar



Anónimo dijo...

Ámbar soy tu faaaaaaannnn!!!