Another B

domingo, 3 de abril de 2011

Quisiera ser el heater de tu mota, una de las 10mil almohadas en tu cama, tu bra, tu blusa o tu ropa interior. Puedo ver las pecas de tu nariz hasta quedarme dormida, puedo cruzar las yemas de mis dedos por tu espalda y oírte suspirar, y ser feliz. Me gustas aunque pienses que en una escala del uno al diez, yo soy un seis en cuanto inteligencia. Me gustas por bossy. Porque eres tan arrogante que resultas adorable. Me gustas porque no dices por favor o gracias, y porque en serio pensaste que iba a lavar los trastes, ja! ilusa. Me excita tu total y completa falta de higiene y orden. Quien fuera la sabana sobre la que te envuelves para bajar y explicarme como debe ser hecha tu comida. Observo tu espalda, abrazo tu cuerpo, te volteas y me quedo callada observando el anillo de tu mano derecha, y me pregunto la historia detrás de él. Y me pregunto si una de esas tantas peliculas que dices haber visto en realidad la viste o todas fueron solo el principio y a coger. Si te vieras a ti misma como yo te veo, entenderías mis silencios incomodos y mis manos sudorosas, entenderías que me pareces tan atractiva que resulta imposible no venirse cuando te mueves asì sobre mí...

1 comentarios:

Anónimo dijo...

wooah